miércoles, 12 de marzo de 2008

Pronunciamiento

Nosotros y nosotras, integrantes de los pueblos, Andino, Amazónicos, afroperuano, pueblos históricamente discriminados, sus descendientes y organizaciones antirracistas (de todo el Perú), reunidos con motivo del la Semana de Lucha Contra el Racismo consideramos que:
  1. La discriminación racial vulnera nuestros derechos fundamentales como son: el recibir una educación de calidad donde se respeten las especifidades socioculturales, el adecuado acceso a la salud pública, el tener un trabajo digno y bien renumerado, la conservación y el respeto del medio ambiente, de la tierra y territorio, así como el apropiado acceso a la justicia. (Estas inequidades sociales) La vulneración de estos derechos relacionado con la inadecuada distribución de la riqueza, son la raíz de la creciente conflictividad social.

  1. Es obligación del estado generar políticas públicas específicas para combatir este problema, destinando presupuesto para ello, contribuyendo a la generación de una institucionalidad adecuada con la participación de los pueblos históricamente discriminados, promoviendo el esfuerzo concertado de todos los sectores del gobierno. En este sentido, nos preocupa que hasta la fecha el Estado peruano no haya cumplido con implementar las recomendaciones establecidas en:

    • El Comité para la Erradicación de la Discriminación Racial.
    • Plan de Acción de Durban.
    • Plan Nacional de Derechos Humanos
    • Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes
    • Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU.

  1. Como representantes de los pueblos históricamente discriminados y de la sociedad civil, expresamos nuestra entera disposición a colaborar en el diseño, implementación y vigilancia de estas políticas públicas para la equidad racial.

  1. Llamamos a todas las organizaciones afroperuanas, andinas, amazónicas, así como a los colectivos preocupados por la promoción del desarrollo social en nuestro país, a sumarse a estos esfuerzos.

  1. Alertamos sobre el discurso culpabilizador contra las poblaciones históricamente discriminadas que es empleado por muchos medios de comunicación y políticos mediante los cuales se culpa a estas poblaciones de su “propia” pobreza y “atraso” desconociendo la inequitativa distribución de la riqueza en un país de la región más desigual del planeta.

  1. Denunciamos el racismo ambiental que se ejerce a nivel nacional contra las poblaciones históricamente discriminadas, excluidas socialmente e invisibilizadas, las que sufren el abandono luego de desastres naturales y se ven afectados por los impactos ambientales perjudiciales producto de las actividades mineras, forestales, extractivas e industriales.

El crecimiento económico sin equidad racial, ni justicia social, no es desarrollo.

Lima, 25 de marzo de 2008

1 comentario:

Buenachito dijo...

Buenas noches.
El pronunciamiento ya está definido, Roberto lo enviará hoy en la mañana como parte de la memoria de la reunión que tuvimos ayer en la tarde en la sede de la CNDDHH.

Saludos